Tecnología para mejorar la vida de los ciudadanos

Cada vez es más habitual leer noticias a diario sobre Ciudades Inteligente o Smart Cities. Se trata de ciudades donde la tecnología y el análisis de datos se unen para cubrir necesidades, superar obstáculos, solucionar problemas que surgen en las ciudades, y pretende mejorar la vida de sus habitantes como la sostenibilidad ambiental, la comunicación, el transporte, entre otros, contribuyendo, además, a cuidar nuestro planeta.

Hace pocos años este término era algo asociado sólo a las grandes ciudades y parecía lejano. Hoy en día no sólo las grandes urbes se preocupan de los retos que surgen, ahora cada vez más países, y no sólo ciudades importantes, aplican de algún modo la tecnología. De hecho existe un ranking mundial de ciudades sostenibles entre las que destacan, cada vez más, ciudades españolas donde la preocupación por el medioambiente, la seguridad, el crecimiento demográfico, la eficiencia energética, etc, esta calando entre ciudadanos e instituciones públicas.

España se ha convertido en todo un referente mundial en la aplicación de la tecnología en los cascos urbanos, y en el reto de crear ciudades autogestionables e inteligentes Estamos cada vez más concienciados de la importancia de responsabilizarnos que el cambio, que el futuro , que la supervivencia de este planeta pasa por nuestras manos y la repercusión de nuestras acciones tienen mucha influencia en él.

Según la Red Española de Ciudades Inteligentes cada vez son más las ciudades españolas que invierten más sus recursos y apuestan por convertirse en ciudades sostenibles e inteligentes.
España ha pasado, desde 1975, de 34 millones de habitantes a casi 47 millones a día de hoy. Estos datos son una evidencia de que el aumento de la población trae consigo desafíos, como por ejemplo, el reparto desigual o la tan hablada España vaciada donde existen grandes zonas de nuestro país con un paisaje desolador casi desértico. Esto ha provocado que al no tener prácticamente habitantes surjan grandes carencias en los asuntos más básicos como son los servicios esenciales que en otras partes se atribuyen de manera natural o se dan por hecho.

En nuestro anterior post hablamos sobre como el Big Data está cambiando el mundo, y en los diferentes ámbitos en los que se podía aplicar, y uno de ellos eran las ciudades. Hoy os vamos a hablar sobre los avances de las ciudades inteligentes para corregir sus deficiencias, y como lo aplican, ya hoy en día, en los diferentes pueblos y ciudades de nuestra geografía.

APLICACIONES DE CIUDADES SOSTENIBLES            

Turismo sostenible

Se trata de la instalación de sensores en los centros urbanos más turísticos dotados de tecnología Big Data que regula el flujo de turistas para que el acceso sea más sostenible e incluso más ordenado evitando las aglomeraciones, y así permite a las instituciones públicas un análisis de los datos en tiempo real y capacidad de reacción y predicción respecto lo que van viendo en los datos.

Alumbrado público sostenible.

En todos los municipios españoles una de las partidas más altas es el alumbrado, suponiendo una fuente de consumos de entre el 40% y el 60% del gasto municipal. Es por ello que el ahorro de luz de las ciudades y pueblos es una asignatura pendiente entre los gobiernos de turno. Para superarlo una de las soluciones que se han llevado a cabo ha sido la instalación de modelos de gestión con unos dispositivos que los que hacen es regular los niveles de consumo de las farolas, es decir, ellas mismas controlan, según su posición el nivel de alumbrado que se necesita.

Recogida de basura sostenible.

El uso de la tecnología en este caso repercute en la contaminación del medio ambiente de los camiones de recogida de residuos, para ello, esos vehículos van equipados con GPS y a su vez los contenedores y papeleras se han dotado con sensores para que la recogida de basura sea lo más eficaz y sostenible posible, realizando el recorrido según necesidad, es decir, monitorizar la ruta para que solo se recojan los que hacen falta ser vaciados. Así se ahora tiempo y gasolina y lo más importante como apuntábamos anteriormente menos contaminación.

Gestion energética de monumentos emblemáticos.

El mantenimiento de los edificios históricos que además requieren un gasto de gestión muy elevado debido al flujo turístico que reciben es una ardua tarea. Es por eso que se ha desarrollado una plataforma digital mediante la cual se gestiona y se adecua de manera automatizada la temperatura o la luz interior adaptándose según las condiciones meteorológicas y el numero de visitas que se reciba. 

Gestión inteligente de infraestructuras públicas

Plataformas inteligentes para la gestión del transporte público: reduciendo los tiempos de espera. Gestión inteligente en el ahorro de agua: creando sistemas de información catográfica. Otro ejemplo puede darse en la reducción de la contaminación en las ciudades.
Como ejemplo de gestión inteligente de las infraestructuras públicas podéis visitar nuestro post sobre las rutas escolares inteligentes del municipio valenciano de Torrent.

Tenemos todo un desafío por delante en el que las ciudades tienen que adaptarse a estas necesidades y retos, por eso hay que avanzar y dotar a todo tipo de urbe con inteligencia ya que el aprovechamiento de todos los datos que nos proporcione repercutirá en su futuro y su supervivencia.

Summary
▷ Tecnología para mejorar la vida de los ciudadanos【E-nquest】
Article Name
▷ Tecnología para mejorar la vida de los ciudadanos【E-nquest】
Description
Se trata de ciudades donde la tecnología y el análisis de datos se unen para cubrir necesidades, y solucionar problemas que surgen, mejorando la vida de sus habitantes y contribuyendo a cuidar nuestro planeta.
Author
Publisher Name
E-nquest
Publisher Logo

Deja un comentario